ANMaC Ministerio de Justicia

 

Se destruyeron más de 21.600 armas de fuego

 

Más de 21.600 armas de fuego fueron destruidas el 2 de diciembre por la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) en la planta siderúrgica Tenaris Siderca en la ciudad de Campana, provincia de Buenos Aires, provenientes de las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Corrientes.

Supervisaron el procedimiento los ministros bonaerenses de Justicia, Gustavo Ferrari, y de Seguridad, Cristian Ritondo, el ministro de Gobierno de Córdoba, Juan Carlos Massei, el secretario de Seguridad del Ministerio de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, y la directora de ANMaC, Natalia Gambaro.

Más de la mitad de las armas destruidas intervinieron en delitos y proceden de distintos departamentos judiciales bonaerenses. También se incluyó un lote correspondiente a depósitos policiales de la provincia, con pedidos pendientes de destrucción desde 2007. El resto son armas dadas de baja por la policía de Córdoba, con un remanente del Programa Nacional de Desarme Voluntario, en tanto que unas 400 armas también provenientes del delito fueron trasladadas desde Corrientes.

“Con esta destrucción, que se suma a la realizada en agosto, cerramos el primer año de gestión con 46.352 armas menos, que ya no corren riesgo de ingresar en el mercado ilegal. De esta forma contribuimos a la reducción de la violencia y a la presencia de armas en manos de delincuentes”, afirmó Gambaro.

La funcionaria remarcó que durante 2016 se superó ampliamente la media anual de armas destruidas en años anteriores y a modo ejemplificar el alcance de la medida, apeló a representación de un escenario como la cancha de Independiente con capacidad de alrededor de 46.000 espectadores colmada. “Imaginemos a cada uno de ellos con un arma de fuego en sus manos. Esta es la magnitud del trabajo realizado”, señaló.

Gambaro agregó que uno de los objetivos de la Agencia “es que el trabajo que iniciamos este año con varias provincias para la destrucción de las armas que estaban en depósitos judiciales o policiales y que alguna vez tuvieron que ver con el delito se vea replicado en todo el país. Para que a partir del intercambio de información y la mejora de los procedimientos, tanto de la incautación, procesamiento y destrucción de las armas se pueda contribuir a que haya menor cantidad de armas en el mercado negro”.

Esta destrucción responde a la política de la ANMaC, enfocada en poner a resguardo las armas ubicadas en lugares con pocas medidas de seguridad y sin control estricto, para su inmediata destrucción. Asimismo se propone dar respuestas rápidas a la justicia y eliminar con celeridad las armas incautadas y decomisadas en procesos judiciales.

El procedimiento de destrucción, el único método que garantiza que las mismas no puedan ser utilizadas en un futuro, comprende dos etapas: una de trituración, y otra de fundición, donde se convierten los metales en hierro fundido mediante la utilización de un horno de alta temperatura.

Las armas fueron trasladadas desde el depósito de armas, municiones y pirotecnia más grande del país (BANMAC), dependiente de la Agencia, con un operativo de seguridad a cargo grupo Alacrán, la unidad especial de Gendarmería Nacional. A partir de la Ley 27.192 que la creó en octubre de 2015, ANMaC (Agencia Nacional de Materiales Controlados) cuenta con la potestad de efectuar la destrucción, con carácter exclusivo y excluyente, de armas y municiones como así también de registro, autorización y fiscalización de los procedimientos.

En las instalaciones de TenarisSiderca se transforma la chatarra ferrosa en materia prima para la fabricación de acero. Cada tonelada de acero reciclada ahorra en promedio 1,4 toneladas de mineral de hierro (insumo importado), y 13 Giga Joules de energía primaria, además de que evita la emisión de 1,5 toneladas de CO2.


Los más Utilizadosabrir | cerrar



ANMaC

Plan entrega voluntaria de armas

Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos