ANMaC
Bicentenario de la Independencia de la República Argentina
Ministerio de Justicia

 

Puesta en marcha del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Amas de Fuego

 

 Con el propósito de reducir el circulante de armas en la sociedad civil y prevenir los efectos de la violencia armada, la ANMaC puso en marcha el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Amas de Fuego el 22 de mayo. El mismo se encuadra en la política de Desarme que el Organismo implementa a nivel nacional, conforme al Plan de Restricción de Armas de Fuego que integra los 100 objetivos de gestión del Gobierno Nacional.

El Programa, que fue prorrogado en 2016, consiste en la entrega voluntaria y anónima a cambio de un incentivo económico y representa una apertura a la participación ciudadana para la disminución del uso de armas en país. Esta etapa cuenta con un sistema digitalizado en reemplazo del manual, que aporta transparencia a los pagos de incentivos y reduce el riesgo de malversación de dinero público.

El nuevo método contempla un registro fotográfico del arma, que ingresa al sistema con el número de serie y automáticamente le asigna el monto del incentivo. El mismo puede ser canjeado por efectivo a través de un cupón de pago. De esta forma se minimizan errores producidos por la manipulación de los datos. Anteriormente se recibía el arma, se anotaba en un acta y se asignaba el incentivo de forma manual a través de un cheque al portador emitido por el Banco Nación.

Con esta tecnología es posible auditar el proceso en tiempo real. Con solo ingresar al sistema se puede ver qué arma está siendo entregada, en qué lugar y cuál es el monto del incentivo a cobrar. Este proceso permite detectar las armas que tienen pedido de captura y ponerlas a disposición de la Justicia.

En línea con la política nacional de restricción de armas y en la búsqueda de poner a resguardo las armas ubicadas en lugares con pocas medidas de seguridad y sin control estricto para su inmediata destrucción, la ANMaC cerró el primer año de gestión 2016 con la destrucción de 46.352 armas, cifra que superó ampliamente la media anual de armas destruidas en años anteriores. Estos materiales se encontraban en depósitos judiciales y policiales de varias provincias, y así se evitó el riesgo de que pasaran al mercado ilegal. El 54% de estas armas pertenecían al delito y a la baja de dotaciones policiales. Para este año, la Agencia tienen como meta destruir unas 75 mil armas, al sumar a las que se recepcionarán por estos mecanismos las que ingresarán por el Programa Nacional de Desarme Voluntario.

Uno de los propósitos de la ANMaC es que el trabajo que se inició el año pasado con la firma de convenios con varias provincias para la destrucción de armas se vea replicado en todo el país. Para que a partir del intercambio de información y la mejora de los procedimientos, tanto de la incautación, procesamiento y destrucción de las armas se pueda contribuir a que haya menor cantidad en el mercado negro. También se propone dar respuestas rápidas a la justicia y eliminar con celeridad las incautadas y decomisadas en procesos judiciales.

 

Para más información sobre el Programa ingresar a www.argentina.gob.ar/desarme

 


Los más Utilizadosabrir | cerrar



ANMaC

Plan entrega voluntaria de armas

200 años de Independencia

Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos