ANMaC Ministerio de Justicia

 

Semana del Desarme y políticas de la ANMaC

A partir del 24 de octubre comienza la Semana del Desarme, de acuerdo con el aniversario de la creación de las Naciones Unidas. En 1978, en el documento final de sus sesiones extraordinarias, este organismo hizo un llamado para lograr la seguridad desde el desarme y abandonar el uso de la fuerza en las relaciones internacionales. Asimismo se invitó a los Estados a poner de relieve el peligro que representa la carrera armamentista y hacer que el público entienda la urgencia de las tareas de desarme.

Durante la Jornada de los Tratados que celebra anualmente la ONU se presta gran atención al Tratado sobre el Comercio de Armas, que regula el comercio internacional de armas convencionales. La Argentina participa activamente en esta actividad, al punto de ocupar en 2018 una de las Vicepresidencias de la Cuarta Conferencia de Estados. Se estima que hay al menos 640 millones de armas de fuego con licencia en el mundo, aproximadamente dos tercios están en manos de la sociedad civil. El comercio legal de armas pequeñas supera los 8.500 millones de dólares anuales y se calcula que el ilícito se acerca a los 1.000 millones.

En concordancia con este marco internacional y de acuerdo al Plan de Restricción de Armas de Fuego que integra los 100 objetivos de gestión del Gobierno Nacional, la ANMaC puso en marcha un Plan de Desarme que contempla varias áreas de acción.

El mercado ilegal representa un problema significativo, sobre todo por su estrecha vinculación con la consolidación del crimen organizado y el aumento de la violencia social. El robo de arsenales, depósitos policiales o judiciales y casas particulares es el principal abastecedor del mercado ilícito. En este sentido, la Agencia está trabajando en forma conjunta, a nivel federal, con las autoridades provinciales, los poderes judiciales y las distintas fuerzas de seguridad para la destrucción de las armas involucradas en procesos judiciales y aquellas dadas de baja de servicio para que no ingresen al circuito de la violencia y el crimen organizado.

El Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Amas de Fuego consiste en la entrega voluntaria y anónima de armas y municiones a cambio de un incentivo económico y muestra una apertura a la participación ciudadana para la disminución de su uso en nuestro país.

El Programa que lleva adelante el equipo de Prevención Ciudadana de la Agencia, consiste en generar espacios de reflexión para alertar a los jóvenes sobre los riesgos que implican las armas de fuego y debatir sobre la legitimidad de los discursos que promueven el uso de las mismas como estrategia segura para la autodefensa. Los talleres contrastan creencias de sentido común con datos estadísticos y casos reales, además de acercar a los jóvenes formas pacíficas de resolución de conflictos, prácticas de respeto y tolerancia.


Los más Utilizadosabrir | cerrar



ANMaC

Plan entrega voluntaria de armas

Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos