ANMaC Ministerio de Justicia

 

El Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego fue prorrogado  por dos años

 

En la sesión desarrollada ayer en la Cámara de Senadores de la Nación, se sancionó la ley que prorroga hasta el 31 de diciembre de 2019, el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, con el voto unánime de los parlamentarios.

Este programa que implementa la ANMaC, organismo dependiente del Ministerio de Justicia y DD.HH. de la Nación, ya superó las 10.000 armas entregadas en forma anónima y voluntaria por la sociedad civil en lo que lleva en vigencia durante este año.

Los resultados obtenidos demuestran una respuesta positiva de la sociedad para disminuir del uso de armas en nuestro país y permitieron inutilizar y retirar de circulación estas armas para proceder a su destrucción definitiva.

Se trata de una política preventiva que apunta a reducir los riesgos de las armas de fuego tanto en conflictos interpersonales, violencia doméstica y accidentes y se encuadra en la política de Desarme que el Organismo implementa a nivel nacional, conforme al Plan de Restricción de Armas de Fuego que integra los 100 objetivos de gestión del Gobierno Nacional.

El programa cuenta con un sistema digitalizado que garantiza la transparencia en los pagos de incentivos. Con esta tecnología es posible auditar el proceso en tiempo real. Con solo ingresar al sistema se puede ver qué arma está siendo entregada, en qué lugar y cuál es el monto del incentivo asignado. Este proceso permite detectar las armas que tienen pedido de secuestro y ponerlas a disposición de la Justicia.

Las armas que se guardan el depósito de armas, municiones y pirotecnia más grande del país (BANMAC), dependiente de la Agencia, son finalmente trasladadas con un operativo de máxima seguridad a las instalaciones de Tenaris Siderca donde se transforman en chatarra ferrosa, materia prima para la fabricación de acero.


Los más Utilizadosabrir | cerrar



ANMaC

Plan entrega voluntaria de armas

Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos